Salud introduce una técnica que mejora el diagnóstico de lesiones intestinales

El Hospital San Pedro de Logroño incorporará este mismo mes de mayo una nueva técnica, denominada cromoendoscopia, que mejora la calidad diagnóstica de las colonoscopias en algunos pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Se trata de una enfermedad crónica que agrupa, sobre todo, la colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn, que es un mal crónico en el que el sistema inmunológico del individuo ataca a su propio intestino produciendo inflamación.

El consejero de Salud Servicios Sociales, José Ignacio Nieto; la gerente del Servicio Riojano de Salud, María Luz de los Mártires, y la jefa de la sección de Aparato Digestivo del Hospital San Pedro, Begoña Sacristán, presentaron ayer en una rueda informativa esta novedad.

La cromoendoscopia es una técnica endoscópica usada en el seguimiento de la EII de larga evolución, detalló Nieto, quien añadió que tanto en la colitis ulcerosa como en la enfermedad de Crohn, dependiendo del tiempo de evolución de la enfermedad, se ha descrito una incidencia mayor de desarrollo de cáncer colorrectal que en la población general.

La cromoendoscopia, mediante la aplicación de colorantes específicos utilizados directamente sobre la mucosa intestinal, favorece la visualización de lesiones mucosas, algunas de ellas de características premalignas o malignas (lesiones displásicas), explicó Sacristán. La detección y tratamiento precoz de estas lesiones puede evitar la progresión a lesiones malignas más avanzadas.

Los colorantes empleados habitualmente en la cromoendoscopia (azul de metileno e índigo carmín) resaltan áreas mucosas alteradas que podrían pasar desapercibidas en las colonoscopias habituales, por lo que es muy importante, durante la técnica, tomar muestras (biopsias) de todas las lesiones visualizadas.

En los pacientes con EII, la cromoendoscopia, según Sacristán, es altamente útil en la identificación inflamaciones que no pueden apreciarse con una endoscopia convencional. Añadió que el 80% de los pacientes tiene entre 20 y 40 años, cuya vida laboral activa se ve alterada por la enfermedad, en cuyo tratamiento, que no cura de forma definitiva, se emplean desde hace unos diez años fármacos biológicos, además de otra medicación más convencional; y si la medicación no logra controlar la enfermedad, se recurre a la cirugía, lo que ocurre en una media anual de siete pacientes riojanos.

http://www.larioja.com/la-rioja/201405/14/salud-introduce-tecnica-mejora-20140514005307-v.html

 

Anuncios

Acerca de Joaquín Ponce

Enfermo de Crohn desde el año 1988
Esta entrada fue publicada en ACCU-PUÇOL. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s