Probióticos infantiles, un gran aliado para la salud de los peques

Tener unos intestinos sanos es clave para nuestra salud porque repercute en todo el cuerpo. Por ello, debemos cuidar nuestra alimentación (probióticos y prebióticos) para tener una microbiota intestinal sana y lo más variada posible y sólo tomar antibióticos cuando sea imprescindible.

La programación de la microbiota intestinal (antes conocida como flora intestinal) empieza en el embarazo y continúa con la lactancia materna. En los dos o tres primeros años de vida de un niño sano la microbiota va creciendo en diversidad y cuanta más diversidad haya mejor. Una correcta programación de la microbiota nos va a condicionar la salud futura ya que un 80% de las defensas están en los intestinos.

Los probióticos son microorganismos vivos que nos ayudarán a conservar o restaurar el ecosistema de nuestra microbiota intestinal. Hay probióticos infantiles, especialmente diseñados para los más pequeños. Vamos a ver sus beneficios, cuándo tomarlos, cómo y otras ayudas alimentarias para incorporar en nuestro día a día.

Beneficios de los probióticos

  • Revierten alteraciones metabólicas e inmunológicas, que pueden desencadenar múltiples enfermedades.
  • Producen sustancias antibacterianas.
  • Inducen la secreción de anticuerpos.
  • Estimulan la producción de moco que recubre el epitelio intestinal.
  • Facilitan la unión de bacterias buenas que sirve de protección frente a las patógenas.

Cuándo usarlos

  • En lactancia de fórmula: se puede añadir probióticos (sí que están en la leche materna).
  • Cólico del lactante: se ha visto que funciona en ciertas ocasiones. Vale la pena probar porque el llanto es muy desconcertante para los padres y sufrimiento para los bebés.
  • Toma de antibióticos: eliminan tanto el patógeno como las bacterias amigas. Es imprescindible una tanda de probióticos para restaurar el equilibrio de la microbiota intestinal cuando antes mejor.
  • Diarrea aguda y asociada a antibióticos: ayudarán a cortar la diarrea y a restaurar el equilibrio de la microbiota.
  • Infecciones recurrentes: es muy recomendable en épocas que los niños se enferman con frecuencia.
  • Eccemas, problemas en vías respiratorias y alergias: la raíz del problema suele estar en unos intestinos dañados.

Cómo tomarlos

En ayunas, 20 minutos antes del desayuno o tres horas después de haber comido. En niños, la mejor opción es el formato en sobres porque se puede disolver en un poco de agua templada. Se tiene que dejar reposar 15 minutos para que se activen.

Alimentos probióticos y prebióticos

A través de la alimentación podemos ayudar a tener una microbiota intestinal sana y variada. Es interesante incorporar ciertos alimentos probióticos (bacterias) y prebióticos (alimento para las bacterias) tanto los pequeños como los adultos.

Probióticos: básicamente serán los fermentados como por ejemplo el yogur (mejor de cabra u oveja), kéfir, miso, chukrut o pickles.

Prebióticos: alimentos ricos en fibra fermentable y/o polifenoles que se encuentran en frutas y hortalizas. Son especialmente interesantes: manzana, pera, zanahoria, plátano, semillas de chía o de lino, patata, boniato, lentejas, garbanzos, arroz de grano largo, copos de avena, cacao, canela o miel cruda.

A parte de la alimentación, el entorno en el que nos movemos también va poblando nuestra microbiota. Así que cuidado con el exceso de higiene porque hacemos niños burbuja que después al mínimo contacto con un patógeno enferman. Jugar con la tierra, tener animales o compartir vasos los va a ayudar a tener una microbiota más variada y así tener un terreno fuerte donde el patógeno no tenga posibilidad de entrar.

Fuente: http://blog.naturitas.es/probioticos-infantiles-gran-aliado-la-salud-los-peques/?utm_source=Lista+Naturitas&utm_campaign=5a42d69547-ESPECIAL+NI%C3%91OS&utm_medium=email&utm_term=0_2b9dee0b55-5a42d69547-551488553

Anuncios

Acerca de Joaquín Ponce

Enfermo de Crohn desde el año 1988
Esta entrada fue publicada en ACCU-PUÇOL. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s