¿Qué sucede si una persona con EII en remisión abandona el tratamiento ?

¿Qué sucede si una persona con EII en remisión abandona el tratamiento ?

Las personas con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) que siguen su tratamiento y logran la remisión (ausencia de síntomas de la enfermedad) pueden tener la tentación de dejar su medicación. Pero, más de la mitad de las personas que abandonen su tratamiento tendrán recaída de la enfermedad, según un análisis exhaustivo publicado durante este mes de septiembre en la revista Gastroenterology ( revista científica de la Asociación Americana de Gastroenterología)

Poco se sabe sobre la duración óptima del tratamiento con un anti-TNF (terapia biológica que actúa inhibiendo el Factor de Necrosis Tumoral como Cimzia®, Enbrel®, Humira®, Remicade®, Simponi®)  y/o un inmunomodulador (sustancia que modifica la capacidad del sistema inmunitario o de defensa) en personas con EII. Una de las preguntas más comunes a las que se enfrentan los médicos es si se debe suspender o reducir la dosis una vez se logra la remisión en la EII.

Se ha publicado una revisión sistemática de la literatura científica en la que se han analizado aquellos estudios que ofrecen información sobre el cese del tratamiento o reducción de la dosis de anti-TNF y/o inmunomoduladores  en personas con EII en remisión.

Se analizaron los resultados de 69 estudios que  engloban a más de 4.600 pacientes. Se  evaluó la frecuencia de recaídas, factores asociados a las recaídas y respuesta a la reanudación del tratamiento.

Resultados:

Detener  el tratamiento de un inmunomodulador después de un periodo de remisión, se asoció con altas tasas de recaída en pacientes con enfermedad de Crohn o Colitis Ulcerosa (alrededor de un  75%  pacientes con recaídas en los 5 años después de ese del tratamiento).

La mayoría de los estudios de pacientes con Crohn que interrumpieron el inmunomodulador después del tratamiento combinado encontraron que las tasas de recaídas eran similares a la de los pacientes que continuaron tomando el fármaco (55% -60% tenían recaídas 24 meses después de haber dejado de tomar el inmunomodulador).

Aproximadamente el 50% de los pacientes que suspendieron el tratamiento con anti-TNF  después del tratamiento combinado, se mantienen en remisión 24 meses más tarde, pero la proporción en remisión disminuyó con el tiempo.

En estudios a largo plazo, las tasas de recaídas después de dejar el tratamiento aparecen en todas las clases terapéuticas. Es decir, si se abandona el tratamiento la enfermedad, ésta vuelve a aparecer independientemente del tratamiento que se esté tomando.

Conclusión:

En base a esta revisión sistemática, el 50% o más de los pacientes con EII que dejan el tratamiento sufren recaídas de la enfermedad. Se requieren estudios adicionales para identificar con precisión los subgrupos de pacientes que son candidatos para la interrupción del tratamiento. La decisión de retirar un medicamento debe hacerse de forma individual y siempre en consenso entre médico y paciente, basándose en las preferencias del paciente, los marcadores de la enfermedad y teniendo en cuenta las posibles recaídas.

Anuncios

Acerca de Joaquín PN

Enfermo de Crohn desde el año 1988
Esta entrada fue publicada en ACCU-PUÇOL. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s