RECOMENDACIONES PARA PLANIFICAR UN VIAJE EN SITUACIONES ESPECIALES

  1. Viajar después de una cirugíaEs recomendable esperar un tiempo prudencial después de una cirugía para realizar un desplazamiento. Si la cirugía es reciente conviene comentarlo con el médico o cirujano.

    En caso de viajar en avión, es importante saber que la presión de la cabina puede expandir los gases intestinales y causar alguna molestia (dolor abdominal, estiramiento de la cicatriz, etc.) sobre todo si la cirugía ha sido reciente.
    Viajar tras cirugía-7

    Además, viajar en avión también puede aumentar el riesgo de sufrir una trombosis venosa profunda (TVP), causada por la formación de coágulos sanguíneos; riesgo que se incrementa si se ha tenido una intervención quirúrgica reciente.

    CONSEJOS PARA DISMINUIR EL RIESGO DE TVP
    • – Viajar con ropa cómoda y holgada. Se puede consultar con su médico o especialista la posibilidad de usar medias especiales que comprimen las piernas por debajo de la rodilla y ayudan a prevenir la formación de coágulos
    • – Tener espacio suficiente para estirar las piernas, rotar los tobillos de manera regular y caminar a intervalos regulares para estirar las piernas (por ejemplo, alrededor de la cabina del avión, a lo largo del vagón del tren o en las paradas de autobús o coche).
    • – Beber líquidos de manera regular, evitando el consumo de bebidas alcohólicas.
  2. Viajar con un estoma
    • – Tener en cuenta que actividades físicas intensas o zonas de elevada temperatura hacen que se transpire más de lo normal, siendo necesario cambiar los dispositivos de ostomía con mayor frecuencia.
    • – Recortar los dispositivos que se vayan a necesitar antes de salir de viaje, de este modo se podrán dejar las tijeras en casa o en el equipaje facturado. Algunas empresas distribuidoras de estomas tienen disponibles dispositivos modulables que no hacen necesario el uso de tijeras.
    • – Llevar la suficiente cantidad de material para todo el viaje e imprevistos. Puede ser útil llevarse alguna bolsa de ostomía abierta (aunque no se utilicen normalmente), para poder evacuar su contenido sin tener que desechar la bolsa, lo cual puede ser de ayuda en caso de aparición de diarrea o escasez de material; así como un par de bolsas de basura para desechar el material no necesario por si se encuentra en un lugar donde se carezca de ellas.
    • – Guardar el material necesario para el cuidado e higiene del estoma tanto en el equipaje de mano como en el facturado.
    • – Hacer una lista del material (Tabla), nombre, código y marca del producto, así como el número de la casa comercial o del proveedor. Estas medidas pueden ayudar en caso de quedarse sin algún producto.
    • – Llevar un certificado de viaje específico para estomas, especificando que los productos que se necesita transportar son para el cuidado e higiene del estoma y demostrar la seguridad de los mismos (Certificado obtenido de “Grupoostomia”, en: https://sites.google.com/site/grupoostomia/home).
    • – Durante el vuelo, la presión de la cabina puede hacer que aumente la producción de gases y que las bolsas de ostomías se hinchen más rápidamente que en condiciones normales. Se recomienda el empleo de bolsas con filtro para viajes largos, ya que ayudan a liberar los gases y a evitar malos olores.
      Viajar con ostomía 8
    • – Antes y durante el vuelo evitar consumir alimentos que puedan aumentar el exceso de gases, los malos olores o el número de deposiciones.
      ALIMENTOS A EVITAR ANTES Y DURANTE EL VUELO
      • – Alimentos que producen gases: Bebidas carbonatadas (cola, cerveza, agua con gas, etc.), legumbres (judías, garbanzos, etc.), espárragos, verduras (coliflor, brócoli, coles de Bruselas y repollo).
      • – Alimentos que aumentan el olor de las heces: ajo, cebolla, col, legumbres (judías y garbanzos), espárragos, huevos y pescado azul.
      • – Alimentos que pueden aumentar la cantidad de deposiciones: vegetales crudos, las frutas, el chocolate, las verduras con muchas hojas, las bebidas con cafeína, las comidas muy condimentadas y las bebidas gaseosas.
    • – Cambiar el dispositivo del estoma antes de atravesar el control de seguridad; así los registros de seguridad serán más discretos y menos embarazosos.
    • – Es recomendable lavar el estoma con agua embotellada o previamente hervida y atemperada, que también debe utilizarse en el caso de portar un sistema de irrigación.
    • – Tener especial cuidado de prevenir la deshidratación. Las personas con una ostomía pueden ser más susceptibles de sufrir deshidratación, ya que el organismo no puede absorber con la misma eficacia los electrolitos (sales minerales esenciales) y líquidos procedentes de los alimentos.
    • http://www.educainflamatoria.com/recomendaciones-para-planificar-un-viaje-en-condiciones-especiales
Anuncios

Acerca de Joaquín Ponce

Enfermo de Crohn desde el año 1988
Esta entrada fue publicada en ACCU-PUÇOL y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s