Seguro que conoces al LIMÓN?

Hoy, como hace tiempo comuniqué, voy a hablar largo y tendido sobre uno de mis frutos favoritos y al que más estoy agradecida por la parte que me toca al ser enferma de Enfermedad Inflamatoria Intestinal: El limón.
Es un gran eliminador de toxinas y un poderoso bactericida. Posee vitamina C, como todos sabemos, lo cual refuerza las defensas del organismo, y nos ayuda a combatir enfermedades sobre todo de las vías respiratorias que van desde un simple catarro, ronquera, amigdalitis, hasta pulmonías, bronquitis, congestiones, gripe, pleuresías, asma etc. Esta vitamina tiene una acción antitóxica frente a los venenos microbianos y medicamentos.

  También posee la vitamina P que ayuda a tonificar los capilares y vasos sanguíneos. Llamada también vitamina de la permeabilidad capilar pues que el defecto de esta vitamina hace que los capilares sanguíneos se vuelven frágiles provocándose pequeñas hemorragias. También ayuda a cicatrizar heridas de todo tipo, aplicándolo interior y exteriormente.

Además nuestro amigo el limón, es muy rico en minerales destacando: potasio, magnesio, calcio y fósforo ( contiene también sodio, hierro y flúor ).
El potasio, por ejemplo, es un elemento esencial para la vida y beneficioso para el tratamiento de la hipertensión arterial.
También podemos decir que el limón posee ciertas vitaminas del complejo B ( B1, B2, B3, B5, B6, PP ).  La vitamina B1 ( tiamina ) previene y cura la enfermedad del beriberi cuyos síntomas son parálisis, edema e insuficiencia cardíaca. Interviniendo en el metabolismo de los hidratos de carbono.
La vitamina PP ( niacina ) previene contra la piel áspera, pelagra. Enfermedad que se manifiesta por la inflamación de la piel, mala digestión y alteraciones mentales. Esta vitamina es muy necesaria para conservar la salud de la piel, el aparato digestivo y el sistema nervioso.
Es un fruto que podríamos definir como medicinal por excelencia ya que actúa como curativo en más de 150 enfermedades.
En cualquier parte del organismo donde se encuentren las toxinas, ya sea en la sangre, en los órganos, en los tejidos, el limón una vez ingerido, acude a  combatirlas disolviendo sus acumulaciones y expulsarlas.
En casos de intoxicación gastrointestinal por consumir alimentos en mal estado o combinar mal los alimentos o digestiones pesadas y malestares del hígado y vesícula, el limón actúa normalizando las funciones alteradas, neutralizando las toxinas y ayudando en su eliminación.
Es además un gran consumidor de microbios y el mejor protector contra las enfermedades infecciosas. 
En cuanto a fiebre se refiere, favorece al organismo a eliminarla, oxidando y excretando los tóxicos que no han sido debidamente neutralizados y eliminados.
El limón es bueno en casos de hipertensión, arteriosclerosis y enfermedades cardiovasculares ( activando la circulación de la sangre ), en casos de diabetes colabora en evitar complicaciones relacionadas con las arterias.

Previene la formación de cálculos renales y puede llegar a disolverlos lentamente.

Al igual que cualquier alimento o medicamento, su consumo está relacionado a la persona que lo va a consumir y tiene sus contraindicaciones: como en casos de desmineralización, descalcificación, anemia, raquitismo, fragilidad de los huesos, inflamación de las encías, dientes flojos y muy cariados, llagas en la boca y garganta, grietas en la lengua, heridas en la piel, edad avanzada o niños débiles, insomnio, acidosis, sensibilidad a los ácidos, estreñimiento crónico, inflamación de la próstata, inflamación de la matriz, vejiga o esófago. Mientras dura el período menstrual, enfermedades de los nervios.
La cantidad a consumir depende de cada persona y de su constitución orgánica. Por ejemplo las personas de constitución fuerte lo toleran más que los ancianos y los niños. Los obesos más que los delgados. Cae mejor en verano que en invierno ( el frío retarda su eliminación a través de la piel ).
Dependiendo de estos factores se puede llegar a tomar desde desde pequeñas dosis de jugo hasta medio limón y llegar a a tomar el jugo de tres limones diarios aquellas personas que lo toleran bien.
Es una fruta barata y muy popular por sus usos culinarios y medicinales. Se utiliza para preparar una gran variedad de recetas tales como los pasteles de limón, pollo al limón y bebidas como la limonada.
Se puede consumir en forma de zumo de limón o con agua. El agua con limón es una bebida saludable, sobre todo si se toma por la mañana. El consumo diario de agua de limón proporciona una serie de beneficios para la salud. Es conocida por sus propiedades antisépticas, antibacterianas, anti-envejecimiento, anti-fatiga y anti-inflamatorios. Estimula el sistema inmunológico, mejora la digestión y mantiene la salud en general.El agua limón puede ser utilizada para tratar diferentes condiciones de salud y prevenir las infecciones.

  • – El agua con limón es la mejor fuente de vitamina C y antioxidantes. Elimina los radicales dañinos y mejora el sistema inmunológico.
  • – Se utiliza para prevenir y tratar infecciones diferentes, así como para controlar las alergias. Debido a sus propiedades antisépticas, es eficaz en la curación de heridas. El agua de limón es útil para aliviar los síntomas del dolor de garganta, amigdalitis o asma.
  • – Juega un papel importante a la hora de mantener la salud digestiva. Se acelera el metabolismo y mejora el funcionamiento del sistema digestivo. Evita varios problemas digestivos como el estreñimiento, indigestión, náuseas y ardor de estómago. También ayuda a disolver los cálculos biliares.
Fuera de estos usos tan importantes, el limón tiene otras aplicaciones como ayudar a mitificar las estrías y/o las manchas de la piel, evita la formación de la caspa aplicándolo en el cabello, alivia dolores de cabeza y cicatriza heridas, además que unas rodajas de limón en un buen baño proporcionan al cuerpo una gran relajación, aroma y favorecerá la estimulación de la circulación sanguínea. Además gracias a una amiga, también sirve como desodorante natural. Y según una charla médica, es perfecto contra la acidez estomacal.
En muchos países es norma habitual poner unas gotas de limón en el agua para favorecer la digestión y ni que decir tiene que se utiliza con el té para hacer aún mayores las propiedades del mismo.
Nada de zumos ya preparados, coge un limón, pártelo por la mitad y el jugo de medio limón ponlo en un litro de agua y con la otra mitad puedes aplicártelo o preparar un baño. Fácil y sencillo gesto para tantos beneficios en el cuerpo, ¿verdad? A veces lo que más a nuestro alcance tenemos es lo que menos utilizamos, pues tengámoslo presente y hagamos uso de ello.
Yo como enfermo de Crohn, el LIMÓN para mí es un antidiarreico natural y muy efectivo, el zumo de un limón.
Anuncios

Acerca de Joaquín Ponce

Enfermo de Crohn desde el año 1988
Esta entrada fue publicada en ACCU-PUÇOL. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s