Alteraciones hematológicas en las EII “anemia”

La anemia se define como una concentración baja de hemoglobina en la sangre. Se detecta mediante un análisis de laboratorio en el que se descubre un nivel de hemoglobina en la sangre menor de lo.

La hemoglobina es una proteína que se encuentra dentro de los glóbulos rojos  de la sangre, de gran tamaño, de color rojo característico, que transporta el oxígeno desde los órganos respiratorios (pulmones, branquias…) hasta los tejidos, el dióxido de carbono desde los tejidos hasta los órganos respiratorios que lo eliminan y también participa en la regulación de PH (de la acidez de la sangre, en vertebrados (animales con estructura ósea interna) y algunos.

La hemoglobina es una proteína de estructura compleja, que consta de cuatro subunidades. Su función principal es el transporte de oxígeno. Esta proteína hace parte de la familia de las hemoproteínas, ya que posee un grupo hemo. (Por eso, el nombre de la sangre, viene con Hemo-)

 Puede acompañarse de otros datos en los análisis alterados, como disminución del número de glóbulos rojos, o disminución del hematocrito (volumen total de la sangre que está sólo compuesto por células rojas de la sangre), pero no es correcto definirla como disminución de la cantidad, del número total de glóbulos rojos, pues estas células sanguíneas pueden variar considerablemente en tamaño, en ocasiones el número de glóbulos rojos es normal y sin embargo existe anemia.1

La anemia no es una enfermedad, sino un signo que puede estar originado por múltiples causas

Sexo

Número de Eritrocitos

Hematocrito

Hemoglobina

Hombres 4,2-5,4 x 106/mm3 42-52 % 13-17 g/dl
Mujeres 3,6-5,1 x 106/mm3 36-48 % 12—16 g/dl

 

¿Cuáles son los tipos de anemia que se dan en el EIIC? 


La alteración hematológica más habitual en la EIIC es la anemia, presentándose en casi el 60% de los pacientes o incluso se sospecha que un porcentaje mucho mayor en algún momento de la enfermedad.

Esta anemia, es de gravedad variable y puede ser de varios tipos, según la causa que la produzca; cabría, por tanto, distinguir dos cuestiones: la intensidad de la anemia y el tipo de anemia.

    1. Intensidad de la anemia.
  • Habitualmente se trata de anemias leves (Hb entre 10 – 12 grs. /dl.) o moderadas (Hb entre 8 – 10 grs. /dl.) sin embargo, en ocasiones pueden aparecer anemias intensas (Hb inferior a 8 grs. /dl.), pudiendo plantearse la necesidad de trasfusión.

 Su sintomatología asociada (lo que nota quien la padece) depende tanto del tiempo que ha tardado la persona que la padece en tener esos niveles bajos de hemoglobina, y los requerimientos que tenga de energía, ya que ante situaciones de estrés físico, como el ejercicio intenso, o una infección grave, tendrá más síntomas asociados a esta anemia, cuanto más grave más sensaciones asociadas a la anemia.

            ¿Qué síntomas da una anemia? Es un tema muy bizarro y enrevesado de responder de manera sencilla, por muy grave que sea la misma. Ya que con el mismo grado de anemia o los mismos gramos de hemoglobina, dos personas con la misma enfermedad causante de la misma, pueden sentirla de manera muy diferente, ya que puede ser que uno de ellos tuviera inicialmente 15 gramos de hemoglobina y cayera a 8 repentinamente y otra persona 11 gramos y lentamente a 8 gramos. Aquí os adjunto un listado aproximado de los síntomas, de las sensaciones que podéis notar al tener una anemia, independientemente de que sea leve, moderada o grave.

La mayoría de las veces, los síntomas son al principio leves y aparecen lentamente. Los síntomas pueden abarcar:

  • Sentirse malhumorado.
  • Sentirse débil o cansado con más frecuencia de lo normal, o con el ejercicio.
  • Dolores de cabeza.
  • Problemas para concentrarse o pensar.

A medida que la anemia empeora, los síntomas pueden abarcar:

Tipo de anemia.

 Como acabamos de señalar, el tipo de anemia, está ligado al mecanismo por el cual se produce.

En general la médula ósea fabrica glóbulos rojos con normalidad si dispone de los materiales suficientes para su elaboración. Los esenciales son el hierro, la vitamina B12 y el ácido fólico. Junto con una hormona denominada la ERITROPOYETINA que se sintetiza en el riñón e indispensable una correcta nutrición, para el aporte de aminoácidos esenciales y ácidos grasos esenciales.

    1. Los tipos de anemia fundamentales en la EIIC son los siguientes:
      1. ANEMIA FERROPÉNICA o por falta de hierro. Las pérdidas crónicas de sangre por el aparato digestivo debido a las lesiones, conducen a una deficiencia secundaria de hierro hecho frecuente en la EIIC; por otro lado, la afectación por inflamación de los primeros tramos del intestino delgado, pueden impedir una correcta absorción del hierro, que conduciría también a una deficiencia férrica, junto con la toma de fármacos y protectores gástricos que impiden la correcta absorción del hierro que nos aporta la alimentación.Estas anemias, denominadas MICROCÍTICAS, HIPOCRÓMICAS, e HIPOSIDERÉMICAS, se caracterizan por la presencia de unos glóbulos rojos muy pequeños(microcitos) y por tanto con volumen corpuscular medio(MCV) bajo; se les llama hipocrómicas, porque los glóbulos rojos, están decolorados (HIPOCRÓMICAS) por poseer poca hemoglobina, hecho demostrable analíticamente, al estar descendida la hemoglobina corpuscular media , esto es, la que posee cada hematíe(HCM); y, además el hierro circulante en sangre(Sideremia) está descendido; de ahí que se les denomine HIPOSIDERÉMICAS. Un estudio completo, demostrará así mismo, que el hierro de los depósitos del organismo (Ferritina) está bajo. Y valorando el estado de la Transferrina, proteína transportadora del hierro, para su absorción, podremos saber que: primero, si está alta, con la toma de hierro por boca, esta proteína está deseando captar hierro para rellenar depósitos y ayudará a corregir la anemia. Si está baja, será una Anemia de trastornos crónicos, por lo cual, costará más corregir la anemia en sí, habrá que procurar en insistir más en corregir la enfermedad inflamatoria intestinal que está causando la anemia, ya que por mucho hierro que demos por boca, no va a absorberse.En el caso de no requerir transfusión pero tener los niveles de ferritina transferrina bajos , hay que evaluar el poner el hierro intravenoso, ya que oral no funcionaría.
      2. Anemia Macrocítica o Megaloblástica Cuando la vitamina B12 o el ácido fólico no se absorben bien por alteraciones de los últimos tramos del intestino delgado (en lo que se llama íleon), puede surgir este tipo de anemias.

La vitamina B12 es la vitamina que viene en grandes cantidades en : Los alimentos ricos en vitamina B12 son las vísceras como los riñones, el hígado y carnes en general, además de huevos y productos lácteos.

Entre los pescados que contienen una mayor cantidad de esta vitamina podemos destacar las sardinas, el atún, y las almejas.

La deficiencia de B12 puede causar:

Los niveles bajos de vitamina B12 pueden causar:

  • Anemia
  • Pérdida del equilibrio
  • Entumecimiento u hormigueo en brazos y piernas
  • Debilidad

Anemia.

Entre los alimentos que contienen ácido fólico se encuentran los vegetales de hojas verdes, las frutas, los guisantes secos, los chícharos y las nueces. Los panes enriquecidos, los cereales y otros productos hechos con granos también contienen ácido fólico

La deficiencia de ácido fólico puede causar:

También puede llevar a ciertos tipos de anemia.

Ambas vitaminas, sirven para la formación del núcleo de los glóbulos rojos en sus fases tempranas de formación. Ante el déficit de estas vitaminas, la formación del núcleo final es de mayor tamaño, por lo cual, al formarse el glóbulo rojo final, que no tiene núcleo ni información genética, persiste/sigue su tamaño agrandado, mayor del habitual, siendo más frágiles, con menor duración.

Se denominan MEGALOBLÁSTICAS, porque los precursores de los glóbulos rojos en médula ósea son muy grandes y con dificultades para madurar. Ello se traduce en sangre periférica por unos glóbulos rojos de un tamaño, enorme, desmesurado, siendo el volumen medio del glóbulo rojo(MCV) muy elevado(MACROCITOS).

Se curan bien, dándole al paciente bien B12, bien Acido Fólico, previa comprobación analítica, de qué es lo que le falta.

Hay que recordar que con niveles plenos de ambas vitaminas, está calculado que el organismo humano está preparado para sobrevivir 1000 días sin aporte alguno de Vitamina B12 y 100 días sin ácido Fólico, en personas exentas de patología alguna.

      1. Anemias de mecanismo mixto En raras ocasiones están involucrados ambos mecanismos; por un lado, la falta de hierro, y, por otro, la falta de B12 o Acido Fólico.Un riguroso y periódico control analítico de los pacientes, permitirá corregir el defecto.
      2. Otros mecanismos de anemia poco frecuentes:
  • *ANEMIA HEMOLÏTICA AUTOINMUNELa palabra hemolítica, sirve para denominar una situación en la que los glóbulos rojos son destruidos en exceso por algún mecanismo. En condiciones normales, un glóbulo rojo dura 120 días desde que nace en la médula ósea, hasta que muere, especialmente en el bazo (el Bazo es la depuradora de glóbulos rojos y el almacén de aproximadamente entre el 66% y el 75% del total de las plaquetas del organismo, entre otras funciones). En las anemias hemolíticas los glóbulos rojos mueren jóvenes, pudiendo obedecer este hecho a múltiples causas; en el caso concreto de la EIIC, y en esta variedad de anemia, la muerte de los glóbulos rojos sería debida a la presencia en su sangre de anticuerpos contra sus propios glóbulos rojos; de ahí la denominación de autoinmune, donde el anticuerpo marca al glóbulo rojo y el bazo detecta al glóbulo rojo marcado y lo elimina.La administración de corticoides y otros medicamentos, permitiría el control de la enfermedad inflamatoria intestinal, que en el caso de ser la que provocara esta rotura de glóbulos rojos, también facilitaría que este tipo de anemia por “estallamiento” de las células rojas de la sangre, se controlaría.*ANEMIA por deficiencia de ERITROPOYETINALa Eritropoyetina (la EPO, conocida por los casos de dopaje en el deporte de élite), es una hormona fabricada en el riñón principalmente y en otros lugares del cuerpo humano, que regula la producción de glóbulos rojos. No solo es necesario disponer de los materiales suficientes(Hierro, vitamina B12, Fólico) sino también de esta hormona que regula la producción de glóbulos rojos(ritmo, cantidad, etc.).Pues bien, en algunos pacientes con EIIC los niveles de Eritropoyetina, se encuentran descendidos, debido al proceso inflamatorio crónico, el aumento de la producción de sustancias químicas por la inflamación (citoquinas) ejerce un efecto inhibidor de la producción de sangre, al aumentar la síntesis y liberación de hepcidina hepática, que es una proteína que comunica el riñón con el hígado, cuyo mecanismo es bloquear la salida de hierro hepático, qué es un gran almacén del mismo, aumentar los almacenes de hierro en los macrófagos(células de defensa y eliminación de productos de desecho)  y disminuir la absorción intestinal de hierro. Además el TNF-alfa y la interleucina-1 (son dos moléculas, dos sustancias que están muy altas en las enfermedades inflamatorias crónicas)  están relacionados con una resistencia a la eritropoyetina.
    La demostración de niveles bajos de eritropoyetina, permitirán el diagnóstico; y, afortunadamente, al existir en el mercado este producto, podrá corregirse la anemia, que , rara vez, se produce por este mecanismo.
  • ¿Es posible controlar eficazmente la anemia en la EIICPor supuesto que sí, y, además, salvo situaciones excepcionales, es el propio especialista en Aparato Digestivo quien lo hace, porque es el mejor conocedor del paciente: localización de la enfermedad, extensión de la misma, presencia, o no, de sangrados, etc.En todos los protocolos de diagnostico, tratamiento y seguimiento de la EIIC, es considerada la posibilidad del desarrollo de una anemia y su correcto diagnostico y tratamiento. Habitualmente en situaciones puntuales, solicitaría la opinión del hematólogo o del médico internista para aclarar casos concretos.

 Aquí os adjunto un resumen básico de los tipos de anemia que existen en general.

La clasificación fisiopatológica está basada en el mecanismo que conlleva al estado de anemia, diferenciándolas en:

Anemias mediadas por trastornos en la producción de glóbulos rojos

Entre:

Anemias por pérdida de sangre

  • Pérdidas agudas (repentinas)
  • Pérdidas crónicas (hemofilias, lesiones gastrointestinales, trastornos de la menstruación, etc.)

Anemias hemolíticas

Laura Marín Sánchez

Alteraciones hematológicas en las EII “anemia”

Anuncios

Acerca de Joaquín Ponce

Enfermo de Crohn desde el año 1988
Esta entrada fue publicada en ACCU-PUÇOL. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s