Investigación y práctica clínica: una pareja de éxito

¿Investigación? ¿Participar en estudios? A mí lo que me importa es que mi médico me trate bien. No quiero ser “conejillo de Indias”. La investigación, para otros.

Desgraciadamente, muchos de nosotros seguimos escuchando este discurso en boca de nuestros pacientes, e incluso de algunos de nuestros compañeros del entorno sanitario. El eterno y falso dilema entre la investigación o la práctica clínica surge de la interpretación errónea de la actividad de los profesionales como exclusivamente asistencial. Por esto, se suele restar importancia al hecho de que para diagnosticar y tratar bien a los pacientes, los médicos deben valorar críticamente los conocimientos propios de su especialidad y aplicarlos a la práctica clínica cuando sea conveniente.

La investigación es una actividad humana orientada a la obtención de nuevos conocimientos y su aplicación para solucionar problemas o interrogantes que surgen en la vida diaria. Nace de la curiosidad e inquietudes personales, de la observación de hechos sin explicación lógica aparente o que contradicen las teorías aceptadas y tiene como finalidad el avance de una disciplina, en nuestro caso, de la Medicina. Los conocimientos derivados de la investigación permiten formular nuevas teorías y elaborar nuevas prácticas clínicas que mejoran la vida de los pacientes.

La investigación debe ser considerada un elemento más del proceso asistencial, una estrategia de intervención que, en vez de actuar directamente, analiza y estudia los problemas de salud cuyas causas o soluciones son desconocidas. Se comprende, por tanto, que la investigación es un elemento no sólo deseable, sino necesario, para el correcto desarrollo del sistema de cuidados de salud.

Durante los últimos años, tanto el nivel de complejidad como la diversificación del proceso asistencial se han ido incrementando cada vez más. Las características de los actuales sistemas sanitarios han generado la demanda de una investigación aplicada al entorno y a sus necesidades concretas para mejorar de la calidad de los servicios.
Desde la Unidad de atención integral al paciente con enfermedad inflamatoria intestinal del Hospital Universitario de La Princesa compartimos esta visión: que la mayor calidad asistencial surge de la integración de una práctica clínica y una actividad investigadoras excelentes. ¿Y quiénes son los principales beneficiarios de esta unión deseable y necesaria? Sin duda alguna, vosotros, nuestros pacientes.

Desde estas líneas os agradecemos de antemano vuestra asistencia a esta reunión y que nos brindéis la oportunidad de compartir con vosotros esta nueva visión y explicaros con un poco más de detalle en qué consisten los distintos tipos de estudios y cómo nos organizamos en nuestra Unidad para trabajar con y por vosotros.
Deseamos que al finalizar la reunión hayamos puesto la semilla para empezar a cambia el discurso: ¿Investigación? ¿Participar en estudios? ¡Por supuesto! Mi médico y yo remamos codo con codo en el mismo barco, avanzando en la misma dirección.

Un afectuoso saludo

Dra. María Chaparro y Dr. Javier P. Gisbert
Unidad de atención integral al paciente con enfermedad inflamatoria intestinal
Servicio de Aparato Digestivo
Hospital Universitario de La Princesa. Madrid

http://www.crohnycolitis.org/portal/blog1.php/secciones/sanitaria/investigacion-y-practica-clinica

Anuncios

Acerca de Joaquín Ponce

Enfermo de Crohn desde el año 1988
Esta entrada fue publicada en ACCU-PUÇOL y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s